TRAMO #25: Chivay-Cabanaconde

– CÓMO LLEGUÉ: Transporte Reyna (3 soles)
– CUÁNTO TIEMPO: 2 horas
– DÓNDE ME QUEDÉ: Hostal Municipal (10 soles) y El Oasis (20 soles)
– CUÁNTOS NOCHES ME QUEDÉ: 1 y 2
– LUGARES ATRACTIVOS EN LA CIUDAD: Plaza de Cabanaconde.
– LUGARES ATRACTIVOS CERCANOS: Cañon del Colca, El Oasis.
– QUÉ PROBAR: Puchero.

(Julio-Agosto, 2009) Al subir le pagamos los S/. 3 soles correspondientes y a buscar un sitio para nuestro viaje que tenía que durar aproximadamente 2 horas. Cuando llegamos al destino, nuevamente de noche y sin lugar para dormir, teníamos que buscar un hospedaje. Por suerte no tardamos en encontrar uno adecuado frente a la plaza principal, el Hostal Municipal – Valle del Fuego por S/. 10 cada uno en habitación doble con baño, ducha y agua caliente. No tardamos mucho en caer rendidos al sueño y cansancio propio de un día de ejercicio intenso en altura.

El primer día de agosto empezó con el respectivo check out y nuestra búsqueda de un lugar para tomar un reponedor desayuno que además nos diera la suficiente energía para comenzar con otra fuerte caminata hacia el Oasis, que es un lugar ubicado en la profundidad del Cañón del Colca a un costado del río. El descenso de más de 1000 metros comenzó a las 11 de la mañana y terminó 3 horas después, pasando factura a las rodillas que ya merecían un buen descanso. Pagamos cada uno S/. 20 por la noche en una caballa rustica para dos personas, construida de caña y hojas secas con piso de tierra. Fui por un gratificante baño en la piscina llena sorprendentemente de agua tibia y no fría, luego me explicarían que la llenan a diario con aguas termales y no con la del río, para terminar disfrutando de un ligero almuerzo antes de ponerme a jugar un partido de fulbito con otros huéspedes que se encontraban en ese momento. El resto de la tarde, como era necesario, lo pase descansando y durante la noche finalizada una cena grupal disfrutar de una fogata y unos tragos con las personas que se quedaron a pasar la noche.

Las primeras horas del día las pasamos haciendo un trekking corto que nos llevo a cruzar el río por un puente colgante y empezar un camino hacia arriba a un mirador de donde se podían ver unas caídas de agua cercanas, luego de ello volvimos al punto de inicio y tomamos otro camino hacia el Río Colca, del cual puedo decir que tiene aguas muy frías difíciles de soportar por más de un minuto de baño independientemente del fuerte sol. Volvimos pasado el medio día para comer el almuerzo en El Oasis y por la tarde disfrutar de la cálida agua de la piscina. Aquella noche lleno de estrellas no tuvo mucha gente, por lo que decidimos ir a dormir temprano también teniendo en cuenta que íbamos a madrugar para poder hacer el ascenso de vuelta a Cabanaconde antes que saliera el sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s