TRAMO #19: La Paz-Isla del Sol

– CÓMO LLEGUÉ: Transporte 6 de Junio (25 pesos bolivianos) + bote (10 pesos bolivianos)
– CUÁNTO TIEMPO: 2 + 1.5 horas
– DÓNDE ME QUEDÉ: Hospedaje particular (15 pesos bolivianos)
– CUÁNTOS NOCHES ME QUEDÉ: 1
– LUGARES ATRACTIVOS EN LA CIUDAD: Roca Sagrada, Ruinas del Palacio de Pilkokaina, Chinkana.
– LUGARES ATRACTIVOS CERCANOS: Basílica de Nstra. Sra. de Copacabana.
– QUÉ PROBAR: Trucha a la diabla.

(Junio, 2009) Para llegar a Copacabana el bus de la empresa Transportes 6 de Junio, que me costó PB/. 25, se tomo aproximadamente 2 horas en un trayecto que incluyó cruzar el Lago Titicaca en un par de embarcaciones, una para el bus vacío y la otra exclusiva para los pasajeros. Apenas bajé del bus lo primero que hice fue comprar mi boleto hacia la Isla del Sol (PB/. 10), donde pensaba pasar la noche, en una oficina cercana al puerto. Como aun me quedaban un par de horas antes de que zarpara me fui a conocer el principal atractivo del pueblo: La Basílica de Nuestra Señora de Copacabana, templo de peregrinación con importante valor para los habitantes de las zonas cercanas incluyendo visitantes de países vecinos. A punto de ser la hora indicada en mi boleto me volví a la oficina donde realice la compra a recoger mis mochilas que gentilmente guardaron mientras yo conocía un poco los alrededores, para luego seguir a la embarcación que ya se encontraba lista para partir hacia el puerto sur de la Isla donde se ubica el poblado más importante de nombre Yumani. Apenas uno llega a la Isla del Sol se tiene que abonar PB/. 5 al encargado por dejar entrar al pueblo que se encuentra en la parte alta. Mezclados con la gente que iba llegando iban apareciendo los pobladores que ofrecían hospedajes en sus casas, después que uno me ofreciera una habitación por PB/. 15 la noche y que yo aceptara nos dispusimos a subir las inacabables escaleras que robaban de mí el poco aire que me quedaba en los pulmones a poco más de 4,000 metros sobre el nivel del mar. Logré finalmente llegar a las alturas del pueblo para ponerme cómodo en mi hospedaje mientras recuperaba el aire perdido. Por la tarde salí a caminar hasta llegar al punto más alto donde se tiene una vista privilegiada de todos los costados de la isla en pleno atardecer. En el tramo de vuelta pase a comer algo ligero y luego hacia mi dormitorio a escaparme del frío que ya se sentía con el entrar de la noche.

Al día siguiente me desperté a ver el hermoso amanecer, desayunar algo ligero y arreglar mis cosas para poder tomar el único bote que me podía llevar de vuelta a Copacabana con el margen de tiempo necesario para tomar el siguiente bus con destino a mi país. Extrañamente el costo para volver representa el doble que la ida, PB/. 20, por un servicio que es ofrecido por la misma comunidad de Isla del Sol.

Definitivamente Copacabana e Isla del Sol son dos lugares que merecen más tiempo de visita que simplemente el día que yo les pude dedicar, por falta de tiempo al acortarse mi plazo de retorno a Lima. Vale la pena como para pasar unos días de relajo con paisajes hermosos, aprender algo de la historia que ofrecen e intentar hacer trekkings ya sea en el pueblo o en la isla.   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s