TRAMO #10: Tafí del Valle-Amaichá del Valle

– CÓMO LLEGUÉ: Transporte Aconquija (13 pesos)
– CUÁNTO TIEMPO: 1.5 horas
– DÓNDE ME QUEDÉ: Hospedaje Yanasunacu (15 pesos)
– CUÁNTOS NOCHES ME QUEDÉ: 2
– LUGARES ATRACTIVOS EN LA CIUDAD: Plaza San Martín, Museo a la Pachamama, la virgen tallada. 
– LUGARES ATRACTIVOS CERCANOS: Ruinas de los Quilmes, Observatorio Astronómico de Ampimpa.
– QUÉ PROBAR: Vino patero.

(Mayo, 2009) A las 3:30 pm, después de 1 hora y media de viaje estaba en Amaicha del Valle, lo que me costó P/. 13, dinero que pague al chofer del bus (Transporte Aconquija) apenas subí en la estación de Tafí del Valle. Al llegar la misión de buscar alojamiento se hizo sencilla, pues un hombre ofrecía su casa a los viajeros que iban bajando del bus en una improvisada estación en una de las calles del pueblo. Decidí darme la oportunidad de al menos ver el lugar y de parecer convincente no buscar más y quedarme ahí al menos una noche. Quede conforme al verse agradable, tener lo necesario  y por su conveniente tarifa, le comente al hombre que me iba a quedar y le hice el pago de P/. 15 por noche sin incluir desayuno. Ese fue el primer lugar donde me quede y no incluyera la alimentación matutina, pero el precio era también el más bajo que había pagado hasta el momento por una noche en un cuarto compartido con 3 camas, que finalmente tuve a mi completa disposición durante mi estadía. Ya acomodado salí a dar una vuelta por el pueblo el resto de la tarde y por la noche a comer algo con un viajero que conocí en el hospedaje. Tenía planes de ardua caminata para el día siguiente y para ello era importante despertarme temprano para poder aprovechar el tiempo.

Nuevamente empezaba la semana, era lunes de turismo arqueológico para mí, la idea era ir a las Ruinas de los Quilmes cercanas al pueblo, para ello tuve que tomar nuevamente un bus de Transportes Aconquija con dirección a Santa María y solicitar que me dejen en la vía a la altura de la entrada a las ruinas. Me cobraron P/. 8 y me dejaron donde lo necesitaba, desde ahí aguardaba una caminata de 5 kilómetros adentrándose en las montañas hasta llegar al complejo arqueológico administrado por los descendientes del precolombino pueblo Quilmes. En la entrada hacen un cobro de P/. 5 y pasan a explicar un poco sobre su historia y costumbres, luego te dejan caminar libremente alrededor y subir el Cerro Alto del Rey donde se ubica el antiguo asentamiento quilme. Al finalizar el recorrido, me fui hacia la entrada donde luego de descansar unos minutos y refrescarme del agobiante sol con algunos lugareños y un par de turistas que acampaban en la zona  empecé a caminar los 5 kilómetros de vuelta a la ruta nacional 40. Por suerte el único auto que estaba en ese momento en el lugar se retiraba y me ofrecieron darme un aventón hasta la carretera, el cual acepte encantado considerando el agobiante sol. De vuelta en la ruta había que esperar que pasara un bus o en su defecto hacer auto stop con dirección de vuelta hacia Amaicha del Valle (a 16 kilómetros), durante la espera pude conocer un viajero brasilero con el cual íbamos conversando en nuestro regreso al pueblo hasta que por suerte al tercer intento una camioneta pick up ofreció darnos el aventón hasta donde estábamos yendo. De vuelta, cansado por el día que tuve, fui al hospedaje donde me encontré con el viajero español que había conocido el día anterior y con el dueño de la casa el Sr. Raúl, quien se despacho contándonos interesantes historias lugareñas. Por la noche antes fui por algo de comida y posteriormente por un momento de diversión atípico para un pueblo como aquel: un salón de video juegos (Play Station 2) que encontré durante el día anterior. Sin embargo antes de irme a dormir aun había algo interesante por hacer, junto con el español contratamos un servicio de taxi que nos llevara hasta el Observatorio Astronómico Ampimpa en las afueras de la ciudad en lo alto de un cerro. Lamentablemente no hubo nadie que nos recibiera para que nos expliquen un poco de lo que hacen  y/o usar los equipos de observación que tenían ahí. Nos tuvimos que volver rápido al hospedaje a dormir pero no sin antes disfrutar de una privilegiada vista nocturna, con cielo despejado, de los Valles Calchaquíes. Por la mañana siguiente cancele la segunda noche y me dirigí hacia la estación del Transporte Aconquija para seguir hacia mi siguiente destino, ya fuera del territorio tucumano y dentro de la provincia de Salta.

En general Tucumán parece ser uno de los destinos más importantes y con mejores condiciones de infraestructura del norte Argentino. Me atrevería a decir que debe haber un significante grupo de gente adinerada de la zona viviendo en su capital y alrededores. Se diferencia positivamente de otras ciudades anteriormente visitadas como San Juan y La Rioja, además los pueblos dentro de los Valles Calchaquíes resultan cada vez más atractivos para el turismo interno y externo, ofreciendo mayor cantidad de alternativas que en provincias cercanas. Además a partir de Tucumán empecé a encontrar diversidad de alimentos que no pude encontrar anteriormente en otros lugares por los que había pasado en Argentina, ya podía notar las diferencias del territorio norteño con el central.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s