TRAMO #03: Córdoba-Santiago

– CÓMO LLEGUÉ: Bus Plusultra (90 pesos) + Turismo Nevada (60 pesos)
– CUÁNTO TIEMPO: 10 + 8 horas
– DÓNDE ME QUEDÉ: La Casa Roja (7,000 pesos chilenos)
– CUÁNTOS NOCHES ME QUEDÉ: 3
– LUGARES ATRACTIVOS EN LA CIUDAD: Palacio de la Moneda, Cerro San Cristóbal.
– LUGARES ATRACTIVOS CERCANOS: Valparaíso, Viña del Mar.
– QUÉ PROBAR: Pastel de choclo.

(Abril, 2009) Después de un largo viaje que incluyó; 10 horas desde Córdoba hasta Mendoza, una escala de 5 horas en esta ciudad que fue aprovechada para dar una fugaz inspección a la oferta que esperaba en dicho lugar y alrededores a mí retorno, y un tramo final de conexión hasta Santiago que tomo 8 horas llegue a la Estación Alameda de la capital chilena aproximadamente a las 11pm. Los gastos en boletos de transporte fueron de P/. 90 para unir Córdoba-Mendoza en la empresa Plusultra en su servicio semi-cama nocturno, el cual compre en el hostel incluyendo un 10% de descuento con la tarjeta HI, y P/. 60 para el trayecto hacia Santiago en una van de la empresa Nevada, que finalmente no resulto siendo la mejor opción en comodidad a pesar de su menor tiempo de viaje comparado con un bus. Apenas arribé retire dinero chileno del cajero y me dirigí hacia el hostel en el que había hecho una reserva vía internet. Para llegar tuve que abordar el metro debajo de la estación e ir con dirección hacia el centro a cuatro paradas, punto donde salí para caminar 6 cuadras más antes de llegar a mi destino. Pude notar que en el barrio donde me encontraba había una buena vida nocturna, muchos bares y restaurantes en los alrededores, por lo que asumía la buena ubicación de la Casa Roja. Me registre e hice el pago de PCH/. 7,000 correspondiente a la primera noche de estadía, en cuarto compartido de 8 camas, la que aproveché de muy buena manera descansando después de unas agotadoras 24 horas entre buses y estaciones.

Por la mañana siguiente y después de alistarme salí con la idea de ir a conocer Valparaíso y Viña del Mar, para llegar a la primera de estas ciudades tuve que ir hasta la Estación Pajaritos de donde salen los buses a estos destinos. Escogí para el recorrido la empresa Pullman bus a tarifa de PCH/. 4,200 que se tomo 90 minutos en llegar a la estación de Valparaíso, donde pude conseguir la primera información turística antes de empezar a caminar sin objetivo claro. Guiándome de los consejos que me dieron llegue hasta el ascensor Concepción frente al Reloj Turri, pagué PCH/. 300 para que me llevaran hasta el mirador y luego seguí caminando cuesta arriba con una excelente vista de esta pintoresca ciudad portuaria. Para volver al llano de la ciudad lo hice en el ascensor Peral a valor PCH/. 400, una vez abajo y tras caminar conociendo un poco más decidí emprender hacia Viña del Mar para lo que tuve que tomar un bus interurbano en la Av. Errazuriz a tan solo PCH/. 400. Un corto viaje de 15-20 minutos separa a ambas ciudades pero sus diferencias son notorias a simple vista, según uno se va acercando a Viña los alegres colores de Valparaíso van cediendo a las elegantes y clásicas instalaciones del balneario conocido por su festival. Nuevamente en una estación de buses me dispuse comprar el boleto de vuelta a Santiago por PCH/. 2,500 en Línea Azul y asegure así volver a la hora deseaba. Tocaba otra intensa caminata por unas horas para conocer los principales atractivos como la Mansión Vergara, la Quinta y el famoso reloj de flores de la ciudad. Para mi vuelta a Santiago, ya avanzada la noche, el bus me dejó en el lugar del cual había partido inicialmente entonces no hice más que tomar el mismo metro y caminar igual ruta pero en inversa hasta el hostel. El domingo ofrecía para horas de la tarde un evento que normalmente paraliza la ciudad; el clásico de futbol Colo Colo – U. de Chile, partido que no me quería perder. Motive a unos compañeros irlandeses de dormitorio que conocí esa misma mañana y se unieron en mi búsqueda de comprar boletos en un centro comercial cercano al estadio. Lamentablemente no logramos el cometido y nos tuvimos que contentar con quedarnos comiendo en el food court antes de volver a la Casa Roja. Mi último día en la capital chilena transcurrió básicamente caminando por el centro y  el barrio Providencia. Por la noche, sin mucho tiempo de margen, me reencontré con los irlandeses con quienes había quedado ir hasta Mendoza que también era su siguiente destino. Por metro llegamos a la Estación Alameda, que ya conocía, y nos acercamos a la boletería de AndesMar para comprar los boletos hasta territorio mendocino, que salieron a PCH/. 12,000 cada uno. A las 11 pm exactamente el bus partía con destino argentino y para mí nuevamente a atravesar la Cordillera de los Andes.

Santiago como toda capital es una metrópolis muy extensa, sus principales atractivos se ubican en el centro aunque seguramente por todos lados hay interesantes opciones por conocer. Como yo ya conocía la ciudad, volví para poder conocer los balnearios cercanos y disfrutar del clásico en el estadio que finalmente no se pudo concretar. Es un lugar caro pero una buena base para conocer el resto del país o una buena opción para noches de fin de semana si se gusta de las discotecas y bares con una gran cantidad de gente lugareña. Para el que prefiere de los museos sin duda es la mejor opción en Chile, pero no para los que gustan más de las ciudades pequeñas o de lo rural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s